MAIN MENU

Footer Pages

jueves, 7 de febrero de 2019

¿Es posible pensar Marx desde el Indianismo - Katarismo?



David Ali Condori*


Escuchar artículo:


El año 2018, se recordó el bicentenario del nacimiento de Marx, quien fue el mayor crítico a la economía política, pues su pensamiento irradió al mundo en medio de aceptación y rechazo. Aquí en Bolivia, algunas vertientes del indianismo-katarismo negaron a Marx, ese fue el caso de Fausto Reinaga, cuando decía: “hay que sacar de la cabeza de los indios a Cristo y a Marx”. En la actualidad, la crítica a Marx y al marxismo sigue vigente, así por ejemplo, Simón Yampara, cuando escribía un artículo, el año 2014, en el periódico digital Pukara N° 98, calificó de “trasnochado” al marxismo.

La negación al pensamiento de Marx se debe a que es europeo y por tanto considerado como colonial, así éste haya reivindi¬cado la situación de los excluidos proletariados europeos, como lo son también los indígenas en nuestro continente. De ahí sur¬gen algunas preguntas: ¿se pue¬de leer y pensar Marx desde el indianismo-katarismo o es ajeno a las luchas de nuestros pueblos amerindios? En ese sentido, el objetivo del presente artículo de opinión es generar debates en torno al pensamiento indianis¬ta-katarista y de Marx, que mu¬chas veces aparecen como dos horizontes antípodas.

En nuestra opinión, se puede leer a Marx desde nuestra cos¬movisión y con categorías in-dianistas-kataristas y no como los marxistas tradicionales que sólo resaltan la lucha de clases y se olvidan de la problemática “india”. Marx no sólo hablaba de la lucha de clases, ni socialismo, sino hizo una crítica al emergen¬te sistema capitalista de su tiem¬po. Su pensamiento fue escrito desde la exterioridad de la tota¬lidad; ya que Marx, en su vida, casi siempre fue excluido de las esferas del poder, eso hace pen¬sar que fue consecuente con lo que pensaba y no fue subsumido por el sistema.

Algunos indianistas-kataristas como Fausto Reinaga, Constantino Lima, Fernando Untoja, Víctor Hugo Cárdenas, Germán Choquehuanca, Felipe Quispe y otros, pensaron desde afuera y desde adentro del poder, ya que ocuparon cargos en los espacios del poder político. Sin embargo, no posibilitaron el cambio de la política liberal vigente en Bolivia, tampoco sus pensamientos irradiaron el mundo como un paradigma de vida alternativa al capitalismo y al socialismo, sino que muchas veces se percibió como un pensamiento local y hasta folklórico.

En se sentido, se puede advertir que el indianismo-katarismo no produjo conocimiento y ciencia con pretensión de universalidad como el pensamiento de Marx. Por esta razón, algunos kataristas, terminan reivindicando los fundamentos de la modernidad, ese es el caso de Fernando Untoja que se obsesiona por el capitalismo y hasta se convirtió en el candidato a la vicepresidencia por el MNR, para así, seguir hablando de la “lógica de la rivalidad de los aymaras” o de los qamiris (ricos). No obstante, el sistema capitalista está en crisis con el calentamiento global, porque su racionalidad fundada en el “medio-fin” se traduce en la dominación y acumulación; y estas conducen a la negación de la vida. Por tanto, seguir apostando a este sistema, es ir por el camino del suicidio colectivo.

Ahí se puede rescatar a Marx (y no al marxismo tradicional), porque en sus pensamientos pretende salir del capitalismo y fundar otro horizonte de la vida, que en este caso no sólo sería el socialismo y el comunismo, sino, el retorno del hombre a la comunidad, eso se advierte en sus obras como la “Cuestión Judía”, “Los Grundrisse” y otros. En el sistema capitalista el hombre es alienado en su especie, por eso se ha convertido en un ser egoísta e individualista, donde su dios es el dinero que permite las relaciones sociales. Por tanto, hay una necesidad de trascender esta situación, y eso implica volver a la comunidad, pero en el presente y para el futuro. Esto para algunos indianistas-kataristas sería el pachakuti; es decir, el retorno al paradigma de la vida, fundado en la otra racionalidad, donde el fin sería la afirmación y reproducción de la vida y de esa manara salir del antropocentrismo moderno que ha cosificado el mundo.

* David Ali Condori es sociólogo y miembro de Comunidad Pukara.
Fuente: Pukara Nro 149

No hay comentarios:

Publicar un comentario